Los primeros en crear las “Orejas de Elefante” en la colonia Guerrero

Hablar de la colonia Guerrero en la Ciudad de México es hablar de historia desde los años en que gobernaban los Mexicas pasando por los españoles en la colonia y llegando a la era moderna, política, teatro, salones de baile, danzones, rumba, cumbia y todos los ritmos musicales habidos y por haber. En esta mítica colonia vivió un gran artista-político que despertó al México de protesta, Jesús “Palillo” Martínez, célebre por sus comentarios satírico-políticos que le valieron en muchas ocasiones la cárcel. Pero además, la colonia Guerrero está escrita en sus viejos edificios y vecindades que se construyeron luego de 1847. Sin embargo, también la Guerrero es motivo de tradición y comida, las cuales van entrelazadas en su historia y gustos de la población que vive ahí y que ha visto pasar generaciones de capitalinos.

En esta historia mítica de alimentos, enclavada en el corazón mismo de la colonia Guerrero, para ser más específicos en la esquina de Luna y Héroes se encuentra el restaurante “Tamales Teresita”, pequeño sólo con algunas mesas y mobiliario que recuerdan la grandeza de los años 60´s, se ha convertido a través de los años en un lugar obligado de visitar por vecinos e inclusos turistas nacionales e internacionales, el lugar en sus inicios se caracterizó por los tradicionales tamales elaborados por la señora Mercedes Barajas allá a mediados de la década de 1960, pero la venta en la esquina pronto se transformó en algunos platillos que la misma gente solicitaba a doña Mercedes.

Fue así que se instaló en el número 167 de la calle de Héroes, entre las calles Luna y Sol, pero allí, cuenta la historia, surgieron la famosas “Orejas de Elefante” o sea las milanesas gigantes, del tamaño como bien dice su nombre de un elefante Africano, ricas y llenadoras, de muchos estilos y combinaciones.

Se hacen llamar “Los Creadores de las Orejas de Elefante” y no es para menos, si usted visita este lugar, primero tendrá que hacer una fila de espera ya que hay muchos que quieren probarlas, éstas y los demás platillos que se elaboran en la tradicional cocina de Teresita. Una de las milanesas más solicitadas y platillo estrella es la lleva jamón y queso gratinado encima y va acompañada de chilaquiles, papas fritas, plátanos machos fritos y frijoles refritos, además los comensales piden alguna agua fresca que es preparada al momento y que también tienen una alta demanda.

Pero a punto de cumplir sus 60 años de vida, el restaurante Tamales Teresita ha pasado de generación en generación, hoy quien la atiende y es propietario es el nieto de doña Mercedes Barajas, Samuel Barajas, quien la atiende personalmente y mantiene la tradición de los alimentos preparados en ese lugar, o sea la cocina de antaño de doña Mercedes.

Por tener una alta demanda, los clientes a veces tienen que esperar más de media hora para poder ser atendidos, los precios de sus platillos no son altos y pueden ser adquiridos por bolsillos económicos, pero la espera vale la pena, el sabor de las “Orejas de Elefante” es inigualable, sin duda que hay que visitarla, los “fresas” por favor abstenerse, ya que es una cocina económica con todo el sabor casero de la colonia Guerrero.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s